La CRIOIONTOFORESIS permite enfriar la zona a tratar, produciendo una baja en el
sistema de defensa y así una mejor introducción de “sustancias extrañas” en este caso los
principios activos.
La baja temperatura, además, permite que la sustancia penetre hasta en un 80%, así es
que el frío garantiza que el tratamiento sea absolutamente indoloro, además genera
CRIOLIPOLISIS.
Dada la mayor presencia de agua en los adipositos estos serán los más perjudicados al
ser tratados por debajo de cero grado centígrado (hasta -20 grados).
En simultáneo con la crioiontoforesis que transportara principios activos lipoliticos, los
resultados en modelar el panículo adiposo estarán presentes.

DESCARGAR MANUAL LIPOFROST